lunes, 1 de julio de 2013

Fantasía de ciudad

En ¿breve? pasaje por Buenos Aires, hace unos meses, cheirando aroma a cafecito SanTelmiano, una tarde puntual encuentro de tinta y yo, sumamos estas palabras… ¡Hacía tanto tiempo que no nos encontrábamos!


domingo, 1 de mayo de 2011

Techo colonial cusquense... o desde Cusco digo...

Entonces, siendo Domingo, cuatro de la tarde, frio y nublado, salgo rumbo a la terminal... llego, no hay mas boletos a Lima...
Vuelvo a la casa, Achoqacha esquina no sé cuanto, ciudad de Cusco, me tomo un té de coca. Re-cito mis palabras elegidas de Don Tomás Renquel... y me pongo a escribir.

"Si se dá, se dá por amor,
y no por estar en la búsqueda
de cualquier otra cosa".
Tomás Renquel

Lo primero.
Llego al centro, llego al medio,
al naranjo florecido,
al manto ciego
que es puma,
que se enhebra cada vez
a mis tejidos,
que derrama tibia luz,
una nube de Vacos y Dionisios...

Llego ciego del mar que no he sido,
y encarnado del mar co bendito,
llego humano vehemente, y prodigio
el del sigil mito que encofra
ley sendas;
un giro,
y el barco,
su simil semblante
de un páramo herido,
recobra en su puerto
el sentido.


Las clases.

Hay un ojo sanador, y otros.
Estos últimos desvalídos, sonrientes monigotes, sucia piel
y cal sobre ellos he de querer...
un día antes de que salga el sol.
El primero de ambos, pues nada,
solo ve.


Primer acto.

A- ... Y el dedo meñique,... ¿para qué?, ¿me querés decir para qué? ¿Eh? Alguien, algún día, en una mesa entre amigos, se va a levantar de su silla, y va a decir: "Yo sé porque el dedo meñique", y ese no voy a ser yo... por eso sufro, ¿sabés?-
B- No, no sé, ¿me querés explicar?-
A- No, porque falencias sufre cualquiera. Si querés entendéme, y si no, no.-
B- Entonces me voy, es lo mismo, yo no estoy acá ahora, ¿sabés?-
A- No, no sé, ya te dije que no sé.-
B- No, ese era yo.-


Ambiguedad.

Desamar, es haber amado,
y ahí está lo hermoso.

Ahora, luciernaga hambrienta de amor,
te embriago de voces robadas, y suelto
mi latido, calma,
sonriente beso tu máscara.



Tarot.

Un cinco de oros, ¿qué emana?
el cántaro yermo de glifos,
o un álamo herido...
y un cinco raza corazón vientre,
¿Qué emana?



Tra eretae.

Noche is pum crae tan,
dil toroson cabe lar tantes,
mo nos tuina racaél y ca tande...
Sol vien titeranea, coro tan
delor.
La winistrín.



Palabras de una tarde Cusqeña.

¡Gracias corazón por darme tu latido!
Snif. Snif. 
(Moco)

martes, 22 de marzo de 2011

Escribo Oración...

A casi cuatro meses de haber salido de Buenos Aires, vuelvo a colgar palabras en este tendedero de sonidos ciegos... quien sabe quien lee quien habla quien canta cuando todos necios en sus naves engullen sus monedas...
yo no lo sé, por eso escribo, canto y bailo cuando puedo...
A casi ciento veinte días de haberme subido a un tren llamado "El gran Capitán", con fama de lerdo, pero seguro, me siento a teclear, que es como bailar un tango, si estoy confiado le doy sin pensar con mis yemas a las letras pequeñitas... pero si dudo un poco, nada sale, y es todo un nudo, y me piso las vocales como el empeine a la dama a quien abrazo...

Hoy rezo entonces, a quien sea... pero que sea... que así sea...

Santo Dios, que diluyes en los mares tu té de sal:
rebienvenga tu cometido
-un saco de constancia sobre la nuca de los mortalecidos-
al cielo,
tranquilamente hablando te lo suscribo, Santo Dios,
que recibes en tu lecho perfumado de ocio
a la mujer de largos cabellos morados,
también conocida como "la otra",
la bebedora de api, la sin nombre,
la gozante que irradia luz...

Santo Dios, 
convídame de ella si soy igual a ti,
o juro por Dios que te la quitaré
sin piedad,
a esa falza cruz sobre la que te apoyas
y ocultas
y descansas.
Así sea

Acompañese este rezo con dos vasos de chicha más limonada,
y los anteojos 3D bien puestos, por si alguien logra ver más allá de su ombligo
y levantar el culo de su rutina, y entonces decirse a sí mismo -que es como
estar hablando frente a Dios- "¡Tengo que disfrutar la vida sin miedo, de eso se trata!"...
entonces nos quitamos la cruz que algún innombrable nos ha colocado sobre nuestra espalda desde antes de que saliéramos al mundo... y la hacemos arder alguna tarde de invierno en alguna casa hermosa de alguna fría isla en el delta del Tigre en Buenos Aires...
He dicho.

martes, 21 de diciembre de 2010

Un regalo de Blanca, un texto de Galeano... lo comparto.

LA PARENTELA
Somos familia de todo lo que brota, crece, madura, se cansa, muere y renace.
Cada niño tiene muchos padres, tíos, hermanos, abuelos. Abuelos son los muertos y los cerros. Hijos de la tierra y del sol, regados por las lluvias hembras y por las lluvias machos, somos todos parientes de las semillas,  de los maíces, de los ríos y de los zorros que aúllan anunciando como viene el año. Las piedras son parientes de las culebras y de las lagartijas. El maíz y el frijol, hermanos entre sí, crecen juntos sin pegarse. Las papas son hijas y madres de quien las planta, porque quien crea es creado.
Todo es sagrado y nosotros también . A veces nosotros somos dioses  y los dioses son, a veces personitas nomás.
Así dicen, así saben, los indígenas de los Andes.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Cambio de piel


Habiendo sido extracto puro y fino del aliento de algún Dios, 

me convertí en hombre.

Una figura sin delinear,
excusa del universo que sintió hambre y convidó su ser en mí,
artefacto incompleto en plenitud.


Habiendo sido palabra susurrada,
canción del primo geo creador,
brota de mí, vuela, fuera razón, y regrese ¡Oh Dios!
mi excusa hambre convidada,
me regrese al extracto puro y fino de tu aliento...

¡Oh Dios!





(Hoy, cambio de piel)

sábado, 23 de octubre de 2010

Anoche un cuento.

Anoche conté un cuento sin palabras.
Mi cuerpo se cubrió de imagenes, y yo ausente de mí... enmudecí.
Sus brazos me acorralaron, me despojaron, me agraviaron... y caí.

De mis rostros, se descompuso el vital, el del firme humano
de tez de cangrejo y brazo armamental,
el fornido de arrugas traer
y ojo aborrecer,
borrego,
gorjeo
.
Silueta de hecho, 
regreso al cuerno cazador,
al festejo ciego,
al reflejo sombrío.


(*)..."¡yo no quiero ser como un pañuelo arrugado
tirado en una plaza, y pisoteado por todo el mundo, no quiero ser chato,
quiero tener frente y perfil!"...
La cuerda se destensa, y ya floja, el aire se tienta de espesura, de pantano, de aire espeso y vivo.
Las luces se apagan.

Había una vez...

(*) Extraído de "El vendedor de globos" obra para títeres. 
Foto de taller de títeres de sombra en la escuela rural de La Colina, Pcia. de Bs. As.

viernes, 8 de octubre de 2010

A la escucha

Del suelo un cuerpo ejido emana,
       
                    nube blanca, nube blanca.


Del juego un lirio sur descansa,
   siempre sana el lucero en la mañana.


Del amor una casa,
     una sábana despierta
                    un camino hacia la tierra,


                         nube blanca, nube blanca.